Mi nueva web: Tiamoamore♥

Mi nueva web: Tiamoamore♥
Mi nueva web de poesía: Tiamoamore♥♥

domingo, 21 de diciembre de 2014

Feliz Navidad y Año Nuevo♥

Deseo de todo corazón que pasen unas muy felices fiestas. Les dejo unas palabritas con todo mi cariño.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Hoy es un día especial y les dejo un regalo...


Sé que hace mucho meses no abro este blog, el más querido para mí, pero hoy, 28 de noviembre, es un día especial y quiero compartir algo muy importante para mí: Mi primer novela.
Sé que en este blog pueda haber seguidores que no vean mis otros blog. Entonces les daré a conocer, para quienes todavía no lo hayan visto, la portada y la página en donde se puede conseguir la novela.También pueden contactar conmigo si la quieren firmada. ♥
Un nuevo amanecer, Editorial GramNexo.

NUEVO AMANECER PORTADA SOLA (1)


 Ya está en pre-venta en la página de la Editorial Alfil aquí: "Un nuevo amanecer" y el día 2-12  sale a la venta oficial y lo podrán conseguir en Amazon.es Casa del libro, Fnac y demás sitios. ¡Ya les iré informando!
Y ahora me despido con un regalito. Mucho tiempo me llevó hacer este book trailer y espero les guste. A mí me encanta y deseo trasmitir todo el cariño y amor que puse para hacerlo.



¿Les gustó? Agradecería a quien me ayude a difundir. Abrazos♥


Más información actual sobre la novela, en mi blog: Mi mundo entre letras. Los espero!

martes, 3 de junio de 2014

La mirada es el espejo del alma


 A mis amigos, mi gran grupo querido: Ricardo, Frank, Isabelle, Inma, Isabel y  principalmente a mi preciosa almita gemela Olga, que tanto me dio y sus pinturas supieron sacar las palabras de mi dolor, los quiero con mi alma a todos.
No puedo decir que no escribiré más poemas, eso sería dejar de ser yo. Solo digo hasta luego en este espacio, el rinconcito de mi alma. El que supo secar mis lágrimas, calmar mis dolores, dejar gritar algo tan difícil para mí de superar. 
 A partir de hoy para mí, es hora de Renacer disfrutando plenamente cada nuevo amanecer. Gracias a todos. 




Una pintura preciosa de Olga Artigas: El espejo.


Después de haber desahogado todos estos años mi alma
lentamente el brillo del sol alumbra mi interior.
No podía dejar atrás mis recuerdos, no quería;
en ellos vos seguías dentro de mí
en mi mente, en mi corazón..., 
aunque fuese un ardiente dolor.
Recordarte me daña,
 me deja sumergida en la penumbra de tu amor,
en un mundo cruento, desolador.
Los momentos felices fueron demasiados
pero tu partida los enterró.
Hoy quiero ver un futuro de colores
que calmen mi dolor.
Mis miedos van dejando de invadirme
lo siento al abrir mi ojos que vislumbran
emerger de la cerrazón.

Detrás de mi mirada...
Cuántas emociones y sentimientos guardaba, 
todas mis penas, mi ternura, mis pasiones
mi comprensión, mi debilidad te las llevaste vos.
Aún así, mi corazón es grande 
y no pierdo las esperanzas ni la ilusión
de empezar a alimentar mi esencia y mi amor.
Ya no esconde nada mi mirada
mis letras se van llevando lo poco que guardo
ya no tengo miedo, ni me importa 
soy yo la que sufre este dolor,
la que lo soporta, la que lo calla
la que tiene en sus manos la decisión
de cambiar el sufrimiento de tu recuerdo
dentro de mi corazón.
El que siempre palpitará tu nombre, 
el que te sabrá atesorar y resguardar
dentro de mi ser y transformar este dolor 
en un inolvidable amor de ensueño. 
Amanece un nuevo día
y lo espero con certeza, con anhelo 
para vivir esta nueva etapa de mi vida
sin callar nada...
Superándome a mí misma todas las mañanas
dejando ahora sí,  mi alma libre, detrás de mi mirada.

jueves, 22 de mayo de 2014

En mis sueños, nada es imposible...




Hermosísima pintura de Olga Artigas 

Cuando quiero engañar a mi corazón 
viajo a mi mundo de fantasías,
lo dejo revivir de la ilusión
recordando cuando me sentía viva.
Me siento flotando en el aire
me visten las nubes, el sol,
y el aire me trae tu perfume.
Bailo saltando entre algodones
percibo la suavidad de tu piel
tengo el cielo entero que me rodea
para sentirme un pájaro libre que vuela...

Y mientras despliego mis alas,
me veo ahí abajo. Sí, allá; en la tierra.
Me puedo ver.
Puedo ver cómo el pasado fue tan triste.
Cómo no pude evitar romper mis cadenas,
cuántas noches dejaron de ser serenas.
¡Cuántas lágrimas empaparon mi almohada!
Cuántas madrugadas desesperada, derrumbada.

Se acerca una tormenta,
evita que pueda bailar entre nubes de colores y destellos de luz,
mis recuerdos tormentosos me persiguen.
Entonces, sé lo que debo hacer. Lo sé y siento que es imposible.
Dejar atrás lo que duele, lo que ya no puedo cambiar.

Me escapo de ese lugar donde las nubes negras y rabiosas
no me dejan disfrutar del mundo mágico que me trae felicidad.
Mis piernas corren deprisa, salto desplazándolas como una gacela
y voy sintiendo como mi palpitar acelerado entra en calma.
De a poco, me reciben las nubes blancas
  entre ellas juegan a formar una pendiente, 
me invitan a un lugar  multicolor.
Lo puedo ver mientras desciendo, es el mar azulado
que viste el paisaje lleno de flores vivas y radiantes.
Puedo oler la frescura del pasto silvestre
mis pies caminan sobre ese colchón verde.
Mi ropa está rasgada, sin brillo; la tormenta se llevó su belleza.

Entro desnuda al cálido mar, me regala las olas para jugar...
¡Bailo, río, canto! ¡Me devuelve la libertad!
Me voy vistiendo con ellas,
con las hierbas que crecen desde la profundidad.
Caen pompas pequeñas del cielo, 
toda la naturaleza está a mis pies.
Nada es imposible, me muestran que mi corazón puede cicatrizar,
que la felicidad vuelve, sin prisa, de a poco, pero vuelve...
Caigo rendida pero fuerte a la orilla de la playa,
revivo con su aire, con su luz, con su paisaje;
con su manto que me envuelve de calma...
Dormida, espero el próximo sueño que libere mi alma.

                                                                                                     

lunes, 24 de marzo de 2014

Percibiendo tus latidos.



Acompaña mi poema esta preciosa música de Jaime Barkin.


Tu corazón late junto al mío, late al mismo compás,
tu mirada penetra en la mía, se funden en un suspirar.
Me deseas, te deseo, y lo hacemos notar.
Nuestras respiraciones aumentan, aceleran nuestro palpitar,
 fuerte, profundo, como un cantar.
Quiero perderme en tu cuerpo, hacer uno, de los dos
quedar atrapados junto a esta magia,
  envueltos en  el eterno amor.
Siento tus latidos pausados, lentos, junto a mi corazón
acarician mi alma, 
como un susurro casi sin voz.
Percibo tus latidos
marcando el compás
de tu sexo junto al mío
meciéndolo en la intimidad.
Nos unimos, nos fundimos
con gemidos, enamorándonos más,
disfrutamos esta locura
que va creciendo sin cesar.

martes, 21 de enero de 2014

"Alma mía"


Los fuertes huracanes golpean mi tronco. No soporto más. Quitan mi entereza y resecan mi piel. Cada día que pasa, caen de mis ramas las hojas brillantes que vestían de color esperanza el paisaje donde me encontraba. Ya no están. Culpa del sol que se dejó enmascarar por los  oscuros nubarrones,  apoderándose del  inmenso cielo, devastando todo el lugar.
Emigraron los pájaros y con ellos su alegría y su cantar; ya no alimentan mi alma, me dejaron débil, sin ilusiones, en medio de esta gran soledad. Muriendo lentamente, sintiendo cómo  me voy quebrando despacio...



Tac, tac, tac, desperté al oír mi corazón. Me di cuenta que me quedaba lo más importante, el motor que da vida a este cuerpo lastimado y decidí enfrentar sola la oscuridad. ¿Qué más podía llevarse de mi? Ya me había quedado sin sueños, sin esperanza, sin metas...y  mi alma se iba marchitando lentamente.
Busqué en lo más íntimo de mi ser, algo que deseara profundamente, algo por el cual valiera la pena renacer.


Entonces apareciste vos, conectando con mi alma, para darme las fuerzas y hacerme saber que seguís ahí. Dentro mío.
 Algo se había apoderado de mí, de cada átomo que forma mi cuerpo, salieron las bestias que me atormentaban en mi interior. Como un  hechizo mágico, se iluminó la inmensidad del cielo y se apoderó de mi corazón.

 El alma sabe mirar más allá. Se acabó el invierno oscuro y gélido dentro de mí. Tu luz es fuerte y me embelleció, me ha devuelto la vida,  la esperanza.



Sigo ahora en este camino tan difícil de la vida, sin la mano que me sostenía, pero cada vez que miro al horizonte, el sol nace cada día mostrándome  "un nuevo amanecer".




                                                Alma mía...  21 de enero, 2014